Dos niños.

27, noviembre, 2007

– … El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación…

La lluvia de estrellas relampagueaba en el cielo aquella noche. Kaley escuchaba con tristeza el discurso de Prímulo mientras miraba el cielo.

– … porque mientras la sonrisa de un niño ilumine mi cara, la esperanza de un mundo mejor seguirá…

Lo cierto es que no le escuchaba. Su cabecita estaba en el negro firmamento, surcándolo a mucha velocidad subida sobre una de las estrellas que se desplegaban sobre ellos.

Prímulo proseguía con su discurso, ajeno a el espectáculo de fuegos que les rodeaba, muy lejos también de aquel monte y de Kaley: A su alrededor cientos de cabezas se giraban al unísono para mirarle y seguían con fervor cada una de sus palabras, aplaudiendo cada gesto que él hacía.

Kaley y Prímulo eran hermanos. Cuando ambos eran pequeños, sus padres se habían divorciado, y cada uno de ellos se había ido a una ciudad distinta.

Kaley vivió mimada en exceso por una madre que le consentía todo. Prímulo recibió toda la frustración de un padre que no supo rehacer su vida y que le culpó de su infelicidad.

Podría decir que ambos sabían que algo les faltaba, pero no sería cierto, porque las mentiras de los padres rellenaron los huecos en las vidas de esos dos niños, confundiendo sus realidades.

Kaley y Prímulo se reencontraron por casualidad cuando él puso un anuncio en el periódico para buscar un asistente para su campaña y ella respondió al mismo. Aunque se conocieron de inmediato, sus reacciones fueron opuestas: Kaley corrió a abrazar al hermano desaparecido que su malvado padre había secuestrado un día, y Prímulo se quedó helado al ver a la hermana que no había querido saber nada de él cuando se sintió tan solo.

Incluso en ese momento, después de haber trabajado juntos toda la campaña, de haber hablado con calma de sus frustraciones, son como dos extraños. Son esos dos niños que no se conocieron…

– Kaley, ¿crees que enfatizo demasiado?

– ¿mmm?

– El discurso…

– ¡oh! El discurso es perfecto, López es el mejor guionista que podíamos tener.

Partiendo de la frase de la semana de El cuentacuentos.


Anuncios

10 Responses to “Dos niños.”

  1. Niobiña Says:

    Joooo… Pues que pena… La verdad es que cuando ocurren esas cosas, cada uno da su versión de los echos y casi siempre ninguna es totalmente fiel a la realidad…

    Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

  2. Trisha Says:

    Es una triste situación, Conozco un caso real en que un adulto conoce por primera vez a su madre a los veintitantos años, la madre lo quiere abrazar y apapachar como si nada, y él, aunque le da gusto conocerla, no le puede responder el abrazo, aunque quisiera, no puede…. porque ella no deja de ser una extraña, aunque sea su madre, todo quedo en un “necesito tiempo”, que no ha terminado y yo creo que nunca terminará.

  3. Maria Says:

    “Kaley corrió a abrazar al hermano desaparecido que su malvado padre había secuestrado un día, y Prímulo se quedó helado al ver a la hermana que no había querido saber nada de él cuando se sintió tan solo”. Imagino que necesitarán más tiempo, mucho más tiempo, para llegar a ver esas mentiras que sus padres crearon sin pensar en ellos.

    A los dos, les convierten en el malo para el otro, cuando los malos, no son otros que sus propios padres que… parecen de todo menos lo que son (padres).

    Me ha gustado un montón. Aunque sea tremendamente triste y narre una injusticia tan horrible. Es que a mí me gustan las historias así… (Yo que soy muy masoca, jeje).

    Besotes y aplausos a montones!!

  4. Miki Says:

    Debe ser una situación jodida que te separen de un hermano. Debe ser aún peor que ese hermano no esté ahí cuando lo necesitas y sí cuando no lo haces. Y aguantar esa frustración de kerer y no poder también.

    Y joder, las bonitas palabras de esperanza deberían poder salir del interior de todos y cada uno de nosotros… no de un guionista!!

    Un abrazo!! 😉

  5. kloverkirov Says:

    Extraño (pero positivamente que también puede darse el caso) y diferente relato…Hermanos separados…que se encuentran como extraños y no dejan de serlo. Imaginación desbocada o no…me he imaginado desde casi el principio que uno era candidato a la presidencia de USA …seguro que es una bobada XD lo que influyen las pelis yankis. Me ha gustado. Un abrazo. Cuídate

  6. ninive Says:

    Lo dificil en este mundo no es redactar los derechos y deberes, sino aplicarlos. Un relato que recorre un camino lleno de situaciones que revelan cuanto invisible sucede entre las relaciones padres e hijos que con el tiempo lo que parecía apaño del momento se convierte en tragedias que llegan a ser insalvables.
    Muy buena historia! Un abrazo

  7. Kaffeine Says:

    Wow, sin palabras me has dejado


  8. Has reflejado muy bien la distancia(años luz) que hay entre los dos hermanos, se vé mejor en la conversación, son dos extraños. Me ha parecido una escena dentro de una historia mucho mayor, d ela que hemos visto un detalle y el marco general, que lo resume todo.

    Un saludo,

    Pedro.

  9. Hellraiser Says:

    Sobrecogedor.
    Es la impresión que me ha dado tu relato cuando lo he finalizado.
    Me gusta la manera de escribir que tienes y como dejas que el lector se deje transportar a tu mundo inventado.
    Un placer leerte.
    Espero más! 😉
    Un beso!

  10. Tormenta Says:

    pues me he quedado con una sensacion rara… sobre todo porque la historia puede ir por cualquier lado, me desconcierta no tener ni la más leve intuición ^^
    un besillo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: