¿Una aspirina?

4, enero, 2008

– Los muertos no necesitan aspirina.

Hilde tomó un cuaderno de notas de la mesilla de Alfonse con la misma indiferencia con la que había hablado y salió de la habitación con el acompasado tac-tac de sus tacones.  Abandonados tras ella quedaron la habitación en penumbra, la caja de aspirinas tirada en el suelo junto a la cama y un cuerpo rígido, que parecía haber tratado de alcanzarla.

Hilde se arregló un mechón de pelo que le caía sobre los ojos, mirando su reflejo en el espejo del salón. Alzó las cejas e hizo un mohín. Luego se giró hacia la puerta de la habitación de Alfonse y lanzó un beso al aire, sin quitarse los guantes en ningún momento.

Tschüs. – Susurró.

Sus tacones rompieron de nuevo el silencio al chocar rítmicamente con la tarima y pararon para ceder el honor a una puerta chirriante y pesada. Hilde no dudó ni un instante. Al salir dio un portazo y fundió con la negra noche su silueta de femme fatale.

Al poco tiempo de haber salido a la calle comenzó a llover. Hilde metió el cuaderno de notas entre los pliegues de su abrigo y apresuró el paso. Un par de veces paró en seco al ver alguna sombra aparecer por una esquina, con la respiración agitada y un nudo en la garganta.


PC210055
Originally uploaded by synn_s.

Cuando llegó al centro de la ciudad pasó a la cafetería que el azar eligió; una de aspecto antiguo, de mesas pequeñas y olor a madera recién pintada. Pidió un cappuccino con extra de cacao y apagó un cigarrillo que a penas había encendido mientras miraba inquieta a su alrededor.

El café tardó en llegar lo que Hilde tardó en desabotonar su abrigo, colgarlo en el respaldo de la silla contigua, soltarse el moño y consultar las llamadas perdidas de su teléfono móvil. Tomando un tímido sorbo, volvió a mirar a su alrededor.

No recordaba haberse quitado los guantes, pero allí estaban, sobre el cuaderno de notas de Alfonse. La voz de Jamie Cullum resonó entonando London Skies y Hilde cogió el teléfono.

Lo tengo – dijo en un susurro

– Hilde, du bist mein Leben. – Respondió la voz al otro lado de la línea.- En cinco minutos estaré en la estación.

Hilde miró su reloj de pulsera. Las ocho y veinticinco.

– ¿Y qué pasará con él?

– Sólo está dormido. No recordará nada. Ich liebe Dich, Hilde.

Nadie notó cómo la muchacha pelirroja salía del local, dejando una propina en la mesa, junto a un cappuccino aún con espuma y unos guantes blancos de piel.

Si Hilde hubiese vuelto a casa de Alfonse, habría visto la ventana del salón iluminada y movimiento en el interior. Ella tenía la certeza que el hermano de Alfonse seguiría tumbado en esa cama, y no habría sabido explicar cómo supo que cuando ella llegó Adrien ya estaba muerto.

Si Hilde hubiese ido a la estación, habría encontrado a un Alfonse muy nervioso que tenía una coartada perfecta para el día entero, pero con algo que ocultar anotado en un cuaderno que ella debía devolverle.

Hilde se acercó a un puente que cruzaba un río parecido al Thames, algo más pequeño y bastante más abandonado, y encendió un cigarrillo. Mientras contemplaba las luces de los edificios cercanos en el reflejo sobre el agua decidió que ahora era ella quien tenía el control.

– ¿Alfonse?

– ¿Hilde? ¿Dónde estás? ¡Te necesito aquí!

– Eso no importa ahora, meine Liebe. Lo importante es una cosita que tú puedes hacer por mí…

Escrito con una frase de El cuentacuentos.

Anuncios

14 Responses to “¿Una aspirina?”

  1. scry Says:

    ¿y qué es lo que puede hacer por él? ¿se acaba aquí? ¿o hay segunda parte?
    jajajaja fin de las preguntas…
    ¡muas de mora!

  2. Lanz Says:

    Me tuviste pendietne de la lectura todo el rato, espero haya continuacion.

    Espero este nuevo año te este tratando mejor, sobre todo en cuestiones de salud, y que ya no tengas ese resfriado.

    Un beso!

  3. Rose Says:

    A no! Si no hay una segunda parte, pues la exigimos!!!
    Besos,

    Rose

  4. MARISELA Says:

    Pues sintiéndolo mucho, tengo que repetir lo de mis compañeras, porque apenas hemos empezado a adentrarnos en la trama y parece de tónica general el interés en saber lo que ha ocurrido, cómo y porqué.
    Un abrazo y feliz 2008.

  5. Miki Says:

    Pues me he quedad en ascuas… deberías haberlo continuado un poco más!! Aún así me ha enganchado, que lo sepasssss!

    un abrazo!

  6. Miriam Says:

    jo me he quedado a cuadros! jaja, quiero más!

  7. Disonante Says:

    Buenas! Feliz año! Oye, me gusta mucho tu forma de escribir, la descripción de las escenas (muy cinematográficas) y la forma de relatar la historia, y el misterio, aunque quiza con el misterio te has pasao, que no se ha dejao a medio climax, jejeje

    Saludos!

  8. RENÉ Says:

    QUÉ TAL SYNN!
    Y MIRA TÚ!..LOS IBOPRUFENOS..LE REGARON MÁS MISTERIO A LOS CUENTOS..
    ME QUEDO CON QUIEN TE MENCIONABA..QUE BIEN DESCRIBES!
    TE DEJO UN ABRAZO GRANDE…AMIGA
    ME QUEDÉ IMAGINANDO LA TARTA DE MANZANA DEL ORTO POST.
    CARIÑOS MILES
    RENE

  9. Niobiña Says:

    Más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, más, kero mássssss!!!!!

    Me has dejado con los ojos como platos O.o

    Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

  10. Mj Says:

    Totalmente de acuerdo en lo gráfico del relato: casi puedo ver a Hilde aquí a mi lado, elucubrando cuál será su siguiente paso( pordios, no nos dejes a medias).

    Como nota personal, a mí el Tschüs, aparte de musical, siempre me ha sonado a despedida cruel. El alemán, un idioma infravalorado…

  11. Kaffeine Says:

    Si, más, más,….
    Es genial.

  12. ninive Says:

    Es genial de que forma, como en la alta costura, unes escenario a palabras creando una arquitectura que es capaz de integrarnos en ese ambiente. Casi que se puede oir de fondo los pasos sobre el puente y la cercana presencia del movil a punto de sonar. Intriga, misterio, impaciencia por saber. Nos atrapastes!!
    Me encantan tambien los lugares vivos que conservan leyenda, historia, que detienen el tiempo. La canción no sé el título pero era él 🙂
    Un abrazu

  13. Maria Says:

    Te voy a decir algo que seguramente nadie te habrá dicho todavía: ¡Quiero saber más! 😛

    En serio, me declaro totalmente enganchada y quiero saber qué pasa. No nos dejes así ni nos hagas esperar mucho por favor… porque este relato apunta maneras desde el primer párrafo y sería una pena no llegar al último.

    Mil besotes y mil aplausos por conseguir lo que parece una absoluta unanimidad en lo que a nuestras opiniones se refiere. Enhorabuena! 😉

  14. Hellraiser Says:

    Aber…das ist alles???

    ¿Y aquí nos dejas con este final, a la espera de su continuación, expectante?

    Argh!!!
    Ich hoffe, daß Sie die Fortsetzung bald bilden, liebe Synn

    Küsses!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: