En un minuto

11, febrero, 2008


Puente de la Cárcel.
Originally uploaded by visablanda.

Todo sucedió en un minuto, pero a ella le parecieron horas.

Hilde notó como el nudo que tenía en el estómago crecía hasta su garganta. Gritó. Cerró los ojos y dejó salir todo el aire que había respirado.

El mundo entero se quedó en silencio. Mientras se quitaba los zapatos lanzó un beso al aire. Un tembloroso Tschüs salió volando de sus labios y se clavó como un puñal en la figura inmóvil de Adrien, que permanecía de pié frente a ella.

No le importó tener que subirse la falda negra hasta la cintura mientras trepaba el murete del puente, que no era muy alto. No se giró ni un instante para mirarle a él, simplemente se dejó caer sobre las oscuras aguas del río.

Lo que para cualquier espectador de esta escena hubiese sido un minuto, para Hilde se convirtió en un paseo por los últimos meses de su propia vida.

Se vió a si misma como desde una nube discutiendo con Adrien, la misma escena que acababa de representar en su vida real.

Luego en un parpadeo se encontró en una casa, con Adrien tumbado en una cama y ella mirándole de pie, sin inmutarse.

Otro parpadeo y una pareja de amantes murmurando, ella misma besando cada centímetro de la piel del otro, con sus cuerpos anaranjados por el rojizo resplandor de las llamas de la chimenea. En la puerta Adrien mira la escena con lágrimas en los ojos, pero se marcha sin decir nada.

Y mientras sus pies se hunden el el frío agua, Hilde se ve a si misma abrazando a Adrien, jurándole que lo amará siempre y que si alguna vez le hace daño su vida no tendrá sentido.

Adrien no pudo moverse. La vio girarse y como a cámara lenta caer en el agua helada. En ese momento supo que ya todo estaba perdido. Tomó conciencia del frío del exterior al mismo tiempo que el vacío le helaba el interior. En el suelo estaban los dos zapatos rojos de Hilde. Los cogió por el tacón y se alejó lentamente del río.

Esto es un Spin-off de otro Cuento.

Con el comienzo de la frase semanal de El cuentacuentos.

Anuncios

5 Responses to “En un minuto”

  1. Kaffeine Says:

    Que historia más triste…
    ¿Porqué no se tiró Adrien a salvarla…?

  2. kloverkirov Says:

    Ese último gesto de Adrien me incomoda…

    Un relato agridulce…

    Un besote…

  3. Carabiru Says:

    Me acabo de leer toda la historia, jejejjee, aunque creo que tengo que volver a leerla en el orden correcto para entenderla bien.

    Salu2

  4. María Says:

    Jo… me acordaba de esa historia y de los personajes, tenía ganas de saber más de ellos y de su historia y, ahora, todavía tengo más ganas…

    Cada vez me engancho más a tu manera de “contar”.

    Te dejo besotes y aplausos a montones!!!

  5. ninive Says:

    Jack Dawson le hubiera dicho que el agua estaría helada,pero si tú saltas yo salto.Pero Adrien.Y Hilde,Hilde.Discusión,silencio,amor.No,podría,pero me da que no se termina la historia,un amor para siempre no puede tener final.
    Genial Synn.
    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: