De concursos.

14, octubre, 2009

¿Sabeis que no he ganado ningún concurso? Al menos no que yo recuerde… y por lo menos, no últimamente.

Bueno, una vez gané una entrada al parque de atracciones, hace siglos…

En Android han preparado un concurso [que tiene mucho que ver con la suerte] para celebrar su primer aniversario. Éstas son las bases.

Y me dije, ¿Por qué no? Total, ese móvil, el HTC Magic no lo tengo y de cualquier otro modo no lo tendría…

Lo que merecuerda que voy a intentar participar en un par de concursitos de diseño de fondos… es muy posible que tampoco los gane, pero así practico, jejeje. Si no los vuelvo a mencionar, habrán sido un fracaso.

Creo que no.

13, octubre, 2009

– ¿Te sorprende volver a verme? ¿O simplemente es miedo?

creo que no

– Creo que no. Nada que ver… Solo diré que no tengo esperanza.

Escrito con la frase de Yandros para Cuentacuentos. Inspirado en el trabajo de Austin Kleon, usando un artículo sobre Mika de prensa gratuita.

La enferma imaginaria

5, octubre, 2009

Puede parecer una obviedad que en este relato aparezca un médico. Quizá no lo es tanto que su desenlace sea el Gran Monstruo de Espaguetti Volador.

Supongo que todo en esta vida es casualidad. Una vez comí demasiado; me dolió tanto la tripa que decidí dejarlo y dedicarme a un pasatiempo más sano: la velocidad.

Fue ese mismo día, cuando Alberto Núñez, después de hacer un poquito la pelota a su jefe, salió a la calle y cruzó sin mirar. Realmente, decir que cruzó no es hacer honor a la verdad. Alberto Núñez, administrativo y pensador, puso un pié en la calle (a cinco metros del paso de peatones) y giró la cara y medio cuerpo para mirar un par de pechos que se encaminaban hacia el edificio del que él mismo salía. No estuvo girado mucho tiempo porque una espalda tapó ese par de pechos enseguida, y él, como a cámara lenta volvió a encauzar su cuerpo hacia la acera opuesta, en su dirección prefijada.

Para él fue mala suerte que fuese precisamente yo, quien después de un serio dilema entre lo prohibido y lo correcto, condujese la bicicleta de mi hermano pequeño. Aclaremos que quien iba sin frenos era el vehículo y quien sin sentido del equilibrio yo.

Eso nos llevó directos a ese pasillo de paredes blancas alicatadas de suelo a techo, olor antiséptico y muy poca salud contenida del que no tardamos mucho en salir. En realidad, Él sólo tenía la nariz rota, y yo un esguince fingido en la muñeca derecha y un par de peladuras en las rodillas. El médico ni nos miró.

 Para mí fue un comienzo.  

Alfonso Núñez, pese a una patológica fijación por los pechos  que no entiendo  y  a su manía congénita de hacer la pelota a todo el mundo, es un buen tipo. Gracias a él, ahora mismo estoy en la Puerta del Sol extendiendo una pancarta, con una ametralladora al hombro y me dispongo a limpiar los caminos del Gran Monstruo Espaguetti de cuantos espagnósticos y ateos me sea posible.

Una del Bossy.

1, octubre, 2009

Llega el Boss y me dice que si puedo cambiar mis vacaciones para que una compañera se coja el día que yo quería (y pedí hace un par de semanas). Ella ya sabía que yo lo había pedido.

Conclusión: Al tipo ese se la suda lo que yo tenga que hacer, y lógicamente es prioritario para él que la otra chica se vaya de fiesta (que es lo que quería hacer).

*

¡JODER! ¡Que ella va el día antes y sus deseos son órdenes o qué!

Estoy muy enfadada. Es indignante. No apelo ya a la antiguedad, ni ha haberlas pedido con tiempo. Resulta que tengo que ser yo quien cambie de planes… ¿y me lo tiene que decir él?  En todo caso habría que echar un cara o cruz, ¿no? ¿o las vacaciones van a dedo y por favoritismos? Por dios… si ni siquiera hay trabajo que hacer…

Y porque ella lo ha pensado, y ha dicho que en el fondo le dá igual. Si no, pringo.

No me gusta que me discriminen por que no soy sexy. O porque tengo cinco años menos que el siguiente mas pequeño.  No es justo.

Si antes dudaba de si ése tipo era un cretino, ahora ya no hay dudas.

P.d. No tengo nada contra ella.

P.p.d. Y también estoy un poco hasta la coronilla de que todo el mundo diga que ahora hay que aguantar, que tenemos que tragar por la crisis y bla bla. Esta gente estuvo haciéndome el vacio por meses y no me quejé. Lo que no voy a hacer es arrastrarme.

¡¡¡GENTUZAAAAAAAAAA!!

P.p.p.d. Siento el rollo. ‘Toy mu’ quemá.