Un momento

16, marzo, 2011

No sirve de nada que yo intente estar bien, porque cada vez que parece que lo consigo, caigo.

Llevo toda la mañana llorando, y no puede ser bueno. Supongo que es en parte por mi dosis de hormonas mensual, y en parte por el tiempo lluvioso y gris.

Mi gatito Peluche está enfermo y se metió en un altillo de la casa y no quiere salir. Fui a ver si conseguía bajarle, y me subí todo lo que me permitió mi vértigo (aquí he de decir que conseguí subir hasta arriba de la escalera, pero no conseguí llegar al gato). Le llamé una y otra vez, y tras mucho insistir maulló un poquito. Se había metido entre unas mantas viejas. Siempre que me oía o veía llegar venía corriendo, pero esta vez no fue así. Le subí un bol de comida para gatos y agua. Se lo acerqué lo mas que pude desde la seguridad de mi escalera (o inseguridad…) y tras hacer ruido con su comida pareció moverse un poco y se acercó a comer. Su aspecto es bueno pero cojea de una pata. Le llamé para que se acercara mas a mi y bajarlo, pero lo que hizo fue alejarse.

Creo que este gato que siempre ha sido muy empático está cojiendo depresión.

Luego toda la casa estaba esperándo para caerseme encima, llena de recuerdos,  y fue horrible. Solo podía llorar. Ver mis cosas y llorar. Como ahora.

Nada funciona, nada está bien.

2 Responses to “Un momento”

  1. lara Says:

    Ainsssss…. que tú vales mucho Synn, ojalá pudiese hacer algo, ojalá….

  2. Zana Says:

    Creo que las dos empezamos a andar por la misma rama…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: