Drop Dead Diva

19, abril, 2011

Divina de la muerte

He empezado una nueva serie. Tengo muchas por terminar, pero me apetecía algo desenfadado para intercalar con United States Of Tara y Héroes.

 Drop Dead Diva comienza con el planteamiento de dos vidas completamente diferentes, una chica que come sin parar y que a penas cuida su aspecto pero que es muy inteligente (y abogado) y otra que está continuamente a dieta y vive una vida de lujos y castings…

Adivinad quien muere… las dos. ¿Y quién no se resigna? La chica delgada no quiere morir y pulsa un  botón mientras está entre el cielo y el infierno. Instantáneamente vuelve a la vida… aunque no a la suya.

El portero del cielo que ha perdido a la chica, es degradado a ángel de la guarda, y tendrá un pequeño papel de conciencia y consejero de nuestra nueva Diva.

Ahora comprenderéis el porqué del título. Sólo he visto el primer capítulo, pero creo que seguiré viendo la serie, para ver que más se les ocurre a los guionistas, aunque el personaje principal, llamémosle Jane, no me termina de encajar. Conserva todos sus recuerdos, y todas las habilidades de su cuerpo. ¿Va a dejar de ser la frívola modelo o la glotona insegura?

Anuncios

La bestia.

18, abril, 2011

Después de la paranoia de pasar un día entero con cinco de los hermanos de tu chico (dos hermanos y tres hermanas, faltaron tres hermanos…) y sus familias, incluidos unos sobrinos (encantadores por cierto, los sobrinos, digo…) en una parcela perdida en-medio-del-campo cerca de-un-río…

Gente maravillosa a su manera, pero con los que tienes poco en común. Y cuando digo el día entero, digo el DÍA ENTERO. Que empezó a las seis de la mañana y termino a las doce de la noche.

Pues eso, que yo, ser anti-social, ahí con toda esa gente, con la terrible paranoia de caer bien, al final me estresé tanto que terminé con dolor de cabeza y medio muerta de sueño (si, a mi la alergia me da sueño y estábamos en el CAMPO, rodeados de naturaleza) y ahí fue cuando se desató el monstruo gruñón que llevo dentro.

Me prometió que nos iríamos a las seis. Aguanté bien hasta ese momento, pero cuatro horas mas  tarde, con sandalias, completamente helada, luchando contra el sueño, tratando de socializar… salió la bestia. No recuerdo nada más, hasta que uno de los sobrinos me vomitó encima a la vuelta.

Bien, vamos bien.

Fats are back in town

13, abril, 2011

 

Es increíble lo que pasa el tiempo.

Pero yo ahora, en vez de medir el tiempo en semanas, tendré que medirlo en kilos:

Cuando pesaba x: hace dos años

Cuando pesaba x+10 hace un año

Cuando pesaba x+20 abril del 2011

¡¡¡Me estoy poniendo tremenda!!!

Lógico, a penas ando, tengo un sofá maravilloso que te atrapa y evito cualquier movimiento. Por no contar lo de la glotonería, también conocido como gula…

Pero voy a intentar cambiar, ésta vez enserio, que menudo berrinche me llevé ayer al ir a ponerme una camiseta de tirantillos… aaaains…

Los chicos están bien

13, abril, 2011

Ésta película me ha decepcionado por su final, tan repentinamente planteado y tan desprovisto de emoción.

Nic y Jules tenían la familia perfecta, hasta que conocen al hombre que lo hizo posible.

Si no la has visto y piensas hacerlo no sigas leyendo, porque voy a contar directamente el final.

No puedo creer que después de involucrar al donante familiar, dejen de hablarle por algo que realmente es Jules (una de las madres lesbianas) quien tiene la culpa.

Es decir. Una pareja de lesbianas tienen un par de hijos, que son medio hermanos porque son de cada uno de ellas pero tienen en común el donante de semen. La relación entre las dos mujeres es la típica de una pareja que lleva casa 20 años y han asumido sus roles de pareja, en cierto sentido Nic es quien trabaja, pone normas y mantiene todo bajo control. Jules ha criado a los niños y ahora que son mayores tiene un montón de proyectos por delante.

Cuando la hija, Joni, cumple 18 su hermano Laser la insiste para que reclame la dirección del donante de esperma. Él acepta y comienzan a verse.

Se caen bien. Al principio las madres no están de acuerdo, pero poco a poco ceden y van conociendo a ese hombre, para el que pronto Jules empieza a trabajar (diseño paisajístico).

Un día Jules se lía con él (vaya, no recuerdo su nombre). El cubre una carencia afectiva que está teniendo últimamente y la llena de atención. La cosa se repite hasta que él dice que se está enamorando y ella decide alejarse. Entonces Nic descubre todo, y los hijos que espiaban tras la puerta, también.

Todos dejan de hablar al donante como si fuese el culpable de haber seducido a Jules, aunque yo no lo veo así. Siguen unas cuantas escenas con intentos por parte de él de volver a tener contacto con la familia, rechazados, claro.

Al final, cuando Joni se va a vivir a la universidad, Jules pide perdón, todos lloran un poquito, y la impresión que queda es de que vuelven a estar juntas, como antes.

A pesar de todo, es una película entretenida, con una buena fotografía. Ésta es solo mi impresión general tras el visionado, no pretendo desanimar a nadie que quiera verla.

Fotos y material sobre la película:

http://www.loschicosestanbien.es/