Macetohuerto

21, mayo, 2011

 

El otro día, en plena furia parcelera (Mayo es un mes llenito-llenito de cumpleaños parceleros… y aquí a la familia le encanta ir a la parcela-perdida-en-medio-del-campo), vimos una mujer  vendiendo plantitas de hortalizas. No pude resistirme, porque llevo tiempo pensando en hacerme un huerto en la terraza.

DSC03924 Pero desde que las compré, hasta que pude comprar la tierra y las macetas pasó un día, y las pobres pasaron una caló…

No tengo  ni idea de qué es lo que hay que hacer con éstas pobres plantitas. Esto es un experimento.

De momento, aquí están las pobrecitas, más pochitas… recién traumatizadas trasplantadas.

110516 mosaico

Y aquí hace un par de días, casi una semana después. No sé si será muy bueno, pero como las planté de tres en tres, ahora las he separado de una en una, para que tengan mas espacio.

mosaico32

¡Si hasta hay una flor!

DSC03965

Ya os iré contando la evolución de los tomates y los pimientos en maceta.

El Hormiguero

18, mayo, 2011

El otro día Buzz, unas amigas y yo, fuimos a El Hormiguero.

No fue un programa en directo, y no nos dejaron hacer fotografías al entrar al plató, pero estuvo bien.

Llegamos muy pronto y fuimos a tomar café ¡¡para cuando volvimos ya había un par de grupitos de gente nerviosa!!

Nos dieron una botella de agua, nos dijeron dónde están los baños (así contado parece otra cosa…) y nos dijeron que apagásemos móviles y cámaras porque en plató no los podríamos tener encendidos.

Esa parte fue un poco desilusionante… pero enseguida entramos en ese patio dónde hacen a veces experimentos a lo grande, todos muy muy junticos y nerviosos, como ovejitas, y entonces vimos a Elsa Punset ensayando haciéndo una entrevista 🙂 y a los guionistas haciendo una barrera a la entrada.

Como tardaban un poco en hacernos pasar al plató a alguien se le ocurrió sacar la cámara de fotos y fotografiar el patio, y enseguida todos sacaron las cámaras.

En fin, que tras el alboroto inicial y una muy desordenada entrada en un plató mucho mas pequeño de lo que parece, un regidor muy amable nos saludó, agradeció la visita, y explicó cómo teníamos que aplaudir y reaccionar ante cada situación.

Nos lo pasamos muy bien, y descargamos mucha adrenalina. Vimos a Pablo Motos, Trancas y Barrancas, Marron, Jandro, El Hombre de Negro… las secciones se sucedían una tras otra y cuando nos quisimos dar cuenta, nos estaban agradeciendo de nuevo la visita y nos invitaban a irnos…

La invitada de la noche fue (o mas bien será) Mónica Naranjo. Aún estáis a tiempo de verme, porque el programa se emitirá esta semana. No os cuento nada mas, pero si alguien me conoce… tened en cuenta que la cámara engorda.

P.D. Pablo Motos no parece tan bajito en persona, y tiene una voz muy bonita 🙂

Mónica Naranja llevaba taconazos y tenía alergia… como yo lo de la alergia, yo llevaba deportivas.

Libro para el Patchwork

5, mayo, 2011

 

Como estoy haciendo un curso de Patchwork, mi madre que ya lo hizo, se ha emocionado con la idea – No sé porqué le gusta que haga cursos…- y me ha preparado un libro para mi uso y disfrute.

P1050099

Éste es el planteamiento. Lo cosió a máquina.

 

 

 

 

¡¡¡Y aquí está terminada!!!

DSC03765

La parte trasera. En algunos sitios he visto que lo usan para planchar las piezas pequeñas, pero no se yo, porque ahí está el cierre…DSC03764

Y aquí lo tenéis abierto, con su tabla para cortar y su trocito de tela cosidito con botones para poder quitarlo sin problemas.DSC03767DSC03769

Aquí tenéis el detalle de los botones y de la tela… también he visto que sobre éste lado dicen que se puede planchar… tendré que comprobarlo.

 

 

  DSC03770

 

 

Debajo de la tela está la lija, para dibujar los patrones o las piezas pequeñas y que no se te muevan.    

 

 

 

¡¡Ahora tendré que coser más!!

Nostalgia.

1, mayo, 2011

 

Esta noche he soñado que estaba en mi antiguo trabajo.

Recordé el color de la pintura en cada habitación, cada cuadro…

Recordé las últimas conversaciones con proveedores y las charlas con las chicas de papelería y la agencia de viajes.

Me parecía estar allí a la hora de comer, calentando el contenido del tupper en el microondas, o asomándome a la ventana para que me diese el sol en la cara.

Detalles. Tonterías que le pasan a una por la cabeza.

Recordé que no estaba muy contenta trabajando allí, pero que tampoco estaba tan mal… y que no me importaría volver a dibujar esos planos de instalaciones, aunque tuviese que quedarme a hacer horas extra dibujando clima.

Pero luego pensé que me han despedido, y que aunque prometieron llamarme si la cosa volvía a funcionar, no lo han echo.

Y que ahora todo sería diferente allí…

¡¡Qué demonios!! Odio los cambios.