Suma y sigue.

29, septiembre, 2011

 

Hay que ser realistas.

Trato de pensar que no puedo ir a peor, pero está visto que sí.

¿De qué me sirve animarme y vivir el momento? Probablemente sea una buena opción, la mejor, pero no puedo escuchar a ese yo interno que me dice que no piense las cosas.

Van ha hacer un ERE en la empresa de mi chico y tienen previsto cerrar la empresa si no consiguen algún beneficio.

Y qué más.

Suma y sigue.

Anuncios

Dolor.

15, septiembre, 2011

 

No me gusta escribir sólo en los malos momentos, porque no reflejan del todo lo que yo soy. Lo que pasa es que en los buenos momentos estoy tan entretenida que no recuerdo querer escribir.

Anoche estaba llena de tristeza. Toda yo.

Odio la muerte y no es algo que esconda. Por ejemplo, no quise ver a mi abuelo en el tanatorio cuando ya estaba muerto. No quería que mi último recuerdo de él fuese ese… y no me importó que se me reprochase que no me hubiese despedido. Ya he tenido buena ración de muertos por una temporada, y a mi abuelo quiero recordarle como siempre que lo veía, sonriéndome.

En fin, que digo yo, la muerte… la muerte no está sólo en las personas que dejan de respirar. La muerte está en todos nosotros. Me ha entrado la extraña obsesión de observar, y observar no es nada bueno.

Tampoco es buena ésta dichosa empatía que tengo, y que intento dejar escondida en mi no fijándome en detalles, no analizando, no pensando… ¡pero he vuelto a caer!

¡¡Dioooos!! ¡¡Es insoportable!! Me duelen los oídos y la cabeza, ¡¡no puedo contener las lágrimas!! Estoy terriblemente triste.

Observo cómo pasa el tiempo por la gente que quiero, cómo les castiga la vida, sus problemas, su tristeza… y me hundo.

…Cerré los ojos para ver

que quizá no sufro por ellos…

¿es acaso por mi?

 

¡Maldita hipocondría!

Suavemente.

13, septiembre, 2011

 

Suavemente, bésame,

que quiero sentir tus labios

besándome otra vez.

Aunque lo parezca, ésta no es una historia romántica, es simplemente un recuerdo.

Era el segundo día de vacaciones de fin de curso. Debía ser un viernes por la noche, o incluso un sábado. Estábamos en la Granada de hace una década o quizá un poco menos… Yo estaba mirando videos en la habitación del hotel. A mi lado, mi amiga P. dormía, entre delirios por la fiebre.

Sí, todos los compañeros habían salido de marcha, igual que los profesores y estábamos las dos solas. No recuerdo por qué insistí en quedarme con P. No podía dejarla sola tan lejos de casa y en ese estado. Me perdí por completo lo que llamaban ruta de tapeo.

No importaba que el chico que me gustaba estuviese de fiesta, seguramente ligando con alguien… ni que horas antes le hubiese dejado mi ropa para salir a S. Sólo recuerdo esa sensación de aburrimiento, mezclada con una gran cantidad de sueño, que se me quedó grabada, y que me viene a la cabeza  al escuchar a Elvis Crespo cantando en ése videoclip.

Lo  que no entiendo es la extraña sensación de culpa que tengo al recordar esos momentos del fin de curso. ¿Realmente cuidaba de P. o me cuidaba a mi?.

…as Time goes by…

8, septiembre, 2011

 

Adiós, abuelo.

DSC06465-2

You must remember this:
A kiss is still a kiss,
A sigh is just a sigh.
The fundamental things apply
As time goes by.
And when two lovers woo
They still say: ‘I love you’.
On that you can rely,
No matter what the future brings,
As time goes by.
Moonlight and love songs,
Never out of date.
Hearts full of passion,
Jealousy and hate.
Woman needs man,
And man must have his mate.
That, no one can deny.
It’s still the same old story,
A fight for love and glory,
A case of do or die.
The world will always
Welcome lovers
As time goes by. A MEDIDA QUE PASA EL TIEMPO
(Tema de Casablanca)
por Frank Sinatra