Dolor.

15, septiembre, 2011

 

No me gusta escribir sólo en los malos momentos, porque no reflejan del todo lo que yo soy. Lo que pasa es que en los buenos momentos estoy tan entretenida que no recuerdo querer escribir.

Anoche estaba llena de tristeza. Toda yo.

Odio la muerte y no es algo que esconda. Por ejemplo, no quise ver a mi abuelo en el tanatorio cuando ya estaba muerto. No quería que mi último recuerdo de él fuese ese… y no me importó que se me reprochase que no me hubiese despedido. Ya he tenido buena ración de muertos por una temporada, y a mi abuelo quiero recordarle como siempre que lo veía, sonriéndome.

En fin, que digo yo, la muerte… la muerte no está sólo en las personas que dejan de respirar. La muerte está en todos nosotros. Me ha entrado la extraña obsesión de observar, y observar no es nada bueno.

Tampoco es buena ésta dichosa empatía que tengo, y que intento dejar escondida en mi no fijándome en detalles, no analizando, no pensando… ¡pero he vuelto a caer!

¡¡Dioooos!! ¡¡Es insoportable!! Me duelen los oídos y la cabeza, ¡¡no puedo contener las lágrimas!! Estoy terriblemente triste.

Observo cómo pasa el tiempo por la gente que quiero, cómo les castiga la vida, sus problemas, su tristeza… y me hundo.

…Cerré los ojos para ver

que quizá no sufro por ellos…

¿es acaso por mi?

 

¡Maldita hipocondría!

2 Responses to “Dolor.”

  1. Zana Says:

    Mira cariño, te comprendo más de lo que me gustaría y tu situación ahora no es fácil por lo que no te voy a poder ayudar más de lo que te dejes, mi niña.

    La muerte tiene su función y es darle un valor importante a la vida. La vida no sería nada sin la muerte, porque estaríamos eternamente animados. La Muerte duele, ¡¡vamos que si duele!! Pero también nos recuerda que estamos vivos para disfrutar de la Vida, para ver las flores, el Sol, disfrutar del Amor…

    Y cuando todo lo de tu alrededor se oscurece, hay que aprender a ser la Luz que le da vida al Mundo. Igual que tienes empatía para entender a los demás, puedes aprovechar para hacer entender a los demás la luz. Mi niña, no te dejes oscurecer, sino haz brillar a los demás.

    Millones de besines!!!!

  2. carlos Says:

    Un ser muy querido me dijo que cuando viera la luna llena no era sino que abrían una ventana desde el otro lado donde estaba y que como era de noche podría ver la luz que tenían encendida, pero que de día la abrían también aunque claro me sería imposible verla, de no ser porque me lo había contado.

    Era un niño, pero en noches como esta en la que una inmnesa luna llena hay sobre Málaga, siempre me acuerdo de ello. Igual están ahí🙂

    No creo que les gustase verte hundida, trataré de entretenerlos con alguna historia, pero heyyy arriba ese ánimo vamos vamos vamos!! que no sé cuanto podré distraerlos🙂

    Un abrazo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: