Olvidando sonidos.

8, noviembre, 2011

 

Cuando era pequeña, tuve la suerte de conocer a mis bisabuelos. Al menos a dos de ellos, los abuelos de mi padre.

Cierro los ojos y los puedo ver nítidamente. Recuerdo su casa, aunque no sus voces. No muy bien desde luego.

Y me he parado a pensar, que he olvidado las voces de todos mis difuntos, excepto quizá la voz de mi abuelo, cuando me quería quitar la ‘garrapata’ –mi lunar- o la voz de aquél chico de mi colegio que hace unos años murió en un accidente de tráfico.

¿Por qué he olvidado las otras voces? Hasta ahora había tenido una memoria muy sonora, podía conocer a alguien por el sonido de sus pasos, pero… ahora tengo que hacer verdaderos esfuerzos por recordar tan sólo una palabra con esos timbres de voz. ¡Qué mal!

Anuncios

One Response to “Olvidando sonidos.”

  1. Zana Says:

    Yo los sonidos los llevo únicamente “Bien”. Lo que llevo realmente mal son los sabores, pero bueno… Prefiero no perder la memoria fotográfica.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: