Re-born

28, junio, 2012

A veces me pongo a leer en mi viejo blog, el de blogdrive. La verdad es que no me arrepiento de mis palabras, y lo que es aún peor, me gusta leerme. Estoy de acuerdo con cada una de mis frases, y de volver a vivir ésas situaciones es muy posible que pensase exactamente lo mismo.

Lo bueno es que soy fiel a mi misma, y lo malo es que no avanzo. Sí, señores, señoras… voy a peor.

Soy consciente de que últimamente tengo las hormonas revueltas, pero no como en la adolescencia, que de tan enamoradiza estaba que subía y bajaba continuamente. Ahora están mal en el sentido de que lloro y no sé el motivo. He leído por ahí [y mira que es raro que yo lea algo últimamente] que estoy entrando en una edad de cambios, en la que lo mismo te duelen los pechos una semana, que te tienes que dopar para no llorar a moco tendido por cualquier motivo.

Todas éstas cosas hubiese estado bien que me las contase mi madre, pero con ella no se puede hablar de ésto. Y luego está el caso de las amigas… con las que me veo más frecuentemente tengo la sensación de que nuestras conversaciones son tan transcendentales como hablarle a un caracol. Y con las que no me veo tan frecuentemente no les voy a decir que llevo tres días con dolor de ovarios, no lo veo lógico.

Pero claro, estamos hablando de mi, ser asocial por naturaleza. Creo que últimamente mi mejor amiga era mi médico de cabecera y he tenido que zanjar nuestra relación, porque no es sano para mi hipocondría.

¿Conclusión?

Vaya mierda de Synnove.

Ah no, éso no era.

Conclusión: Voy a volver a escribir cosas sin pies ni cabeza [las cosas, no yo]. A lo mejor así cuando me lea, me entero de algo y entiendo lo que me está pasando.

Queridos lectores, [los pocos que me quedan], quedáis invitados a un nuevo intento de resurrección blogueríl. Espero pasarme por aquí pronto y sacar tantos trapos sucios como pueda.

Source: Uploaded by user via Hsuan-Ling on Pinterest

Mariposas.

4, junio, 2012

Hace un año yo ya estaba en clases de patchwork. Estaba terminando la solapa de un bolso de crazzypatch, y de hecho la terminé… ¿Pero sabéis qué? No terminé el bolso porque no tengo un asa adecuada. 369 días después y sigo sin poder usarlo.

Hoy por hoy, acumulo puntadas inconclusas, tengo la colcha muestrario por acolchar, estoy aplicando a betty-boop en una manta y aún no terminé mi cojín de casitas para la puerta, pero resulta que también tengo un cuadro para el pasillo a medias.

Sí, no falta mucho, pero hay que ponerse.

Y sí, quiero llenar los cuadrados vacíos de mariposas de colores. Estoy terminando la primera:

 

Espero que nadie piense que estoy todo el día quejándome y llorando por las esquinas. A veces también hay algo de color en mí.

Primeros de mes.

3, junio, 2012

Sé que estamos a primeros de mes porque la nevera está llena. O por que anoche él me dejó pedir pizza. No pasamos hambre, aunque la nuestra, es una vida de marca blanca. Hace apenas dos días, en la nevera había un cartón de leche, una lechuga y tres cervezas.

Los días son todos iguales. Tienen sus diferencias, pero da igual si se llaman ‘lunes‘ o ‘jueves‘. Muchas veces me pregunto porqué tengo que levantarme hoy, qué diferencia habrá con el día anterior.

Vaso agua

No es un a diario, es un momento puntual.

Luego poco a poco el lexatín libera sus hormonas, y ya no me asustan tanto las peleas de los vecinos. Puedo incluso ponerme a planchar cantando y poner otra lavadora a mi cíclica vida.

Los fines de semana son diferentes porque él está aquí y siempre trata de sacarme una sonrisa.

p.d. Soñar que sales a hacer deporte con Jessica Alba saliendo a correr por las mañanas, no es sano. Es cuanto menos curioso.