Sueños

13, julio, 2012

He tenido a lo largo del mes un par de pesadillas en las que tenía un bebé. Y he dicho pesadillas, a pesar de que en los sueños yo estaba muy feliz.
El caso es que el bebé se presenta como la solución a todos los problemas, sin lados negativos.
Es el fin de la soledad, la canalización de todo ese cariño que tengo dentro. Es una distracción de mi lado gris para enfocarme en alguien que no sea yo, una ocupación para cuerpo y mente.
Pero, ¿Realmente quiero un bebé?
Secretamente pienso que es el cambio de hormonas que necesito.
Públicamente digo que no lo quiero. No quiero llantos, cacas,mocos. No quiero noches sin dormir. No quiero que todo deje de ser mío.
Pero realmente no lo sé.
No sé si voy a tener dinero para cuidarlo, si voy a ser capaz de hacerle feliz.
No sé si me lo merezco.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: