Un pequeño cruce de caminos

30, agosto, 2012

Ayer me crucé con una amiga del cole, de la que llevaba años sin saber nada. Tenía el pelo naranja chillón, pero seguía teniendo la misma cara, los mismos ojos y la misma delgadez. También tenía un colombiano de metro noventa tatuado entero, musculoso y con rastas y un churumbel de unos tres años. ¡Qué shock!

Le dije hola a ella y se sorprendió, pero me respondió su voz de siempre. Eso sí, no nos paramos. Sus ojos no me sonrieron como hacían antes y continuó su periplo por la vida. Extraño tener amigas.

One Response to “Un pequeño cruce de caminos”

  1. Zana Says:

    No creo que ella se sienta más feliz… Ánimo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: