Vida escolar.

11, septiembre, 2012

Por éstas fechas, cada año, se inauguraba el curso escolar [Y sigue siendo así, pero yo ya no tengo nada que ver con el tema, gracias al cielo que me ha dado un respiro].

Y como comienzos de curso horribles recuerdo el del instituto.
El primer día los mayores nos pintaron a rotulador una L en la frente y nos persiguieron con jarras de agua y otras cosas que prefiero no recordar [mencionaré grasa de caballo porque aún recuerdo su olor]. Pero al menos ése día estaba con mi amiga Patri.

Al día siguiente me encontré sola en una clase de 30 personas que no conocía y de las que la mitad eran repetidores [Si, ésos que nos habían perseguido] y/o salvajes de otros pueblos.  Supongo que también influiría el cambiar de un colegio concertado a un instituto público y que mis mejores amigas repitieran curso a su vez y no cambiasen de colegio.

Mis únicos amigos resultaron ser un niño que nació un día después que yo en el mismo hospital y una macarrilla dos años mayor a la que le encantaba que le diese masajes en la espalda y que alucinaba con que yo me supiese las letras de las canciones de Los Héroespero ésa es otra historia. Los mejores días de ése año los pasé en clase de tecnología con un profesor maravilloso.

Ése año de instituto fue una auténtica perdida de tiempo en todos los sentidos.

Fue el peor Volver a empezar que recuerdo.

Al año siguiente cambié de optativas, por supuesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: