La nena.

12, noviembre, 2012

Ayer tenía un botecito de cacao en el bolsillo. La nena me vio usarlo. A los cinco minutos, La nena lo tenía en la boca.

El botecito en cuestión era más pequeño que una moneda de 20 centimos en su circuferencia, y de un dedo de grosor… La nena podía habérselo tragado, y nadie le dijo nada.

La cogí en brazos y traté de explicarle que no estaba bien quitarle a la gente objetos de los bolsillos y llevárselos a la boca, que se podía haber ahogado, y que es mejor pedir ayuda a la hora de intentar abrir botecitos de cacao.

La gente me miraba como si estuviera loca… pero nadie dijo nada. Todo el mundo volvió enseguida a mandarse whatsapps. La nena, se puso a llorar.

Source: silhouetteonlinestore.com via Laura on Pinterest

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: