De bodas, ausencias y despedidas.

17, enero, 2013

¿En qué lugar quedo yo, cuando una de mis amigas se casa y no me dice nada? En uno muy muy lejano.

¿Y cuándo la situación se repite una y otra vez? Pues como si yo misma fuese una burbuja a la que explotan.

Tendríamos que tratar de definir bien qué son las amigas. Quiero decir… son tus amigas, las quieres, tienes cierto cariño por ellas… pero pongamos que pasas una mala racha y estás un tiempo sin verlas ni llamarlas [y digo, que yo no las llame no significa que ellas no me puedan llamar]. O por que te mudes o vivas algo lejos…

Y de repente, alguien de tu familia, u otro amigo, te dice que si te has enterado de la boda de Menganita, que Fulanita va a ir.

Que ésto me pasara hace diez años, cuando ya todas teníamos móviles me dolió. Que me volviera a pasar 5 años después cuando la segunda criticó a la primera por habernos obviado en su lista de bodas me jodió. ¿Y ahora? Ahora me hace pensar que quizá soy menos importante para las personas de lo que ellas son para mi.

Está visto y comprobado que puedes pasar de hablar diariamente con una persona a no verla en dos meses y que la otra persona ni se extrañe. Simplemente desaparezco de sus vidas como una efímera burbuja de jabón.

Tengo que tener en cuenta que no conozco las situaciones personales de cada una, porque aunque alguna vez me hicieran confidencias, no estoy dentro de sus cabezas y no sé qué ha pasado por ahí. No pido una invitación [que dada mi economía actual sería un marronazo], pero quizá sí un mensaje, o el detalle de decirmelo en persona en vez de tener que enterarme de rebote. El sentir que todo ése cariño que he vivido no me lo he inventado yo.

¿Y cuándo me vuelva a cruzar con ella qué hago? ¿la felicito? ¿Hago como si nada?

Moraleja: ¿Synn, porqué confías tanto en las personas? ¡Deja ya de enamorarte de ellas! Está claro que todo el mundo mira por sí mismo y que las relaciones son fugaces. No hagas una montaña de un grano de arena. Carpe Diem.

P.D. La abuela falleció la semana pasada tras unos meses de lucha contra el cáncer, pero se fué con mucha paz. Extraño su risa, su mirada, el tacto de su piel. Extraño sus palabras, sus gestos y su voz. Me falta.

7 Responses to “De bodas, ausencias y despedidas.”

  1. Wendeling Says:

    Un beso enorme Synn de otra que anda desaparecida.

  2. Zana Says:

    Yo es algo que no quiero hacer público. Ya no sé a quién se lo he dicho o a quién se lo he dejado de decir. A veces no creo que se vaya a hacer realidad.

    Muchas personas a mi alrededor están ahora en la misma situación que tú y no es que no quiero que lo sepan, es que no quiero que se publique. Y me da miedo atroz todo en mis paranoyas flipipaldis.

    Lo siento mucho por tu abuela :-* Mucho ánimo, princesa.

  3. Carlos Says:

    Un abrazo muy fuerte

    Y más fuerte eres tú, y ella estará orgullosa de ti, de tu entereza con que sigues adelante


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: